Vendedores de esperanzas

Ro.12:2

La historia de los primeros cristianos (todo nuestro Nuevo Testamento) está teñida de rojo por la sangre de muchos que por causa de su fe perdieron sus bienes (terrenales), fueron perseguidos, maltratados, encarcelados, azotados, y muchas veces (demasiadas creo yo) asesinados de forma inhumana simplemente por profesar algo diferente a sus detractores.

Páginas